Mal agüero

Por favor, aléjense de él, tomen precauciones y no se os ocurra tener contacto. Un brutal ciclón de tormentos acaba de arrancar y lleva la palabra destrucción tatuada en el alma. Aparten la mirada, tápense los oídos y cierren la boca. Los miedos, las inseguridades y la falta de cariño absorbe vidas y no tiene compasión. No se dejen engañar, ignoren el arte, las explicaciones y los reproches. Su màgia se ha convertido en negra y pudre el espíritu. Eviten caer en sus redes, huyan inmediatamente, escupan el veneno y borren sus palabras de la psique. Aunque, si han llegado hasta aquí, ya es demasiado tarde.