Chispazo

Instante antes del disparo. Segundo cero, papel en blanco, voces vacías. Temblor, tensión y emoción. Gatillo de doble acción. Estallido. Preciosa música para oídos ensordecidos. Y mil palabras, y mil gestos, y mil miradas; se prendo fuego. Y no ataco, y no escapo. Callo la voz del odio, callo la voz del amor, la aprobación, el desacuerdo y la complicidad. Tan solo siento, tan solo abro y dejo que el conflicto venga, me empape y me tome. Y es que, la diosa del aprendizaje a veces entiende más de gasolina y petardos que de castillos y arena, así que, ¿quién soy yo para negarle esta cerilla?